Blog

Cómo Tomar Decisiones Que Te Empoderen y Te Liberen

 

Tomar decisiones es algo que, sinceramente, cuesta a muchos. Sin embargo, queramos o no, estamos abocados a ello, es inevitable. ¿Por qué? Porque vivimos, y vivir implica decidir. Lo contrario es dormir.

Ciertamente es más cómodo no hacerlo, pero asumir un papel en la vida y sacar adelante nuestros proyectos (personales, profesionales, económicos) implica tomar postura, posicionarse, optar, elegir, escoger.. . En definitiva, reafirmarse y manifestar quién es uno o una y practicar la autosuperación en cada momento

 “Nuestra indecisión hace que la manifestación de lo que queremos sea casi imposible” Joe Vitale. -El poder de la atracción-.

Agustin_04_01

¿QUÉ PREGUNTAS DEBERÍAMOS HACERNOS A LA HORA DE TOMAR NUESTRAS DECISIONES?

No olvidemos que para obtener una buena respuesta hay que hacerse una buena pregunta.

Raimon Samsó, en su libro 100 preguntas que cambiarán tu vida en menos de una hora, nos dice que una persona extraordinaria es una persona ordinaria que se formula preguntas extraordinarias. Y yo, si lo dice Raimon, me hago preguntas e invito a los demás a que se las hagan.

Por ejemplo, y a la hora de tomar decisiones:

  • ¿Qué quiero conseguir con esto?
  • ¿Porqué lo hago?
  • ¿Estoy convencido de quererlo?
  • ¿Necesito hacerlo?
  • ¿Me va a llevar a donde quiero ir?
  • ¿Me va a empoderar o me va a debilitar?
  • ¿Es acorde a lo que siento en el fondo de mi ser?…

¿Y QUÉ HERRAMIENTAS UTILIZAMOS PARA HALLAR LA RESPUESTA?

A nuestro alcance tenemos distintas posibilidades, aunque no todas ellas sean buenas compañeras de viaje (o al menos siempre).

# 1.- Escuchar la opinión de los demás. Puede estar bien siempre que:

  • sepamos distinguir lo que es “escuchar” y lo que es “seguir sin más, obedecer sin más”, y
  • no nos paralicemos ante la variedad y diversidad de opiniones ajenas. ¡Cada uno tiene una opinión! ¿Realmente te apoya escuchar tantas opiniones contradictorias?

# 2.- Utilizar la mente

La mente es una herramienta que sirve para pensar, de acuerdo a los cánones de la lógica y la razón. Puede ser más o menos útil según el momento en el que estemos, pero no necesariamente para todo. Yo en concreto la utilizo en un momento posterior: cuando ya tengo tomada mi decisión, pero no en el momento previo de tomarla. ¿Qué utilizo para eso? El siguiente punto:

# 3.- Determinar lo que siento.

Interesante cuestión. Por eso merece un subtítulo aparte:

I-ATRÉVETE A SENTIR. ATRÉVETE A SER TÚ.

Una cosa es lo que lo piensas y otra lo que sientes. En una ocasión le pregunté a alguien qué sentía respecto a algo, y empezó diciendo “pues yo pienso…” No, no, perdona. No es lo que piensas, es lo que sientes.

¿Y cómo sé lo que siento? Lo sabes. Hay un lugar dentro de ti que es verdad y sinceridad. Ese es el lugar en el que están las respuestas, al menos tus respuestas, que son las únicas que a ti te valen.

Ese lugar dentro de ti es el lugar del corazón y el ser interior. Es el lugar en el que tú eres tú desprovist@ de las máscaras, vestimentas y artilugios que usamos en el día a día.

Es el lugar en el que no puedes engañarte ni engañar a nadie. Y ese es el lugar al que, a mi juicio, hay que ir para adoptar las decisiones, para hallar las respuestas.

En ese lugar hallamos inspiración y creatividad, dejamos que se exprese la intuición, confiamos en nuestras sensaciones y sabemos que lo que hallamos está alineado con nuestros valores, nuestras creencias y nuestra forma de ver el mundo y el universo. En ese lugar, simple y llanamente, somos nosotros, podemos fluir. ¿Qué más se puede pedir? ¿Qué más necesitamos?

II-EL CONOCIMIENTO SILENCIOSO.

Me gusta mucho Carlos Castaneda. Es (era) un autor y antropólogo cuya obra es su autobiografía espiritual. Entre sus libros me encanta “El conocimiento silencioso”.

¿Qué es eso?

Pues el conocimiento que sale de dentro, las respuestas que brotan del interior y que sabes que son ciertas. El conocimiento que no necesita expresarse con palabras porque puede ser simplemente una vibración, una sensación, una impulso de energía, una emoción interior, una oleada de alegría.

Hay cosas que, simple y llanamente, sabes que son verdad aunque no sepas cómo nombrarlas, aunque no sepas explicárselas a tu vecino. Que de todas formas no te va a entender y que a ti tampoco te hace falta que te entienda.

¿Qué ventajas tiene el conocimiento silencioso?

  • Ayudarnos a descubrir qué queremos y quiénes somos.
  • Ayudarnos a determinar nuestras pasiones. Importante tema.
  • Ayudarnos a tomar decisiones, que en definitiva es el objeto de este post.
  • Y por último, ayudarnos a algo muy importante, lo cual nos lleva al último punto :

 III-SALIR DEL EGO Y LA TIRANÍA DE LA MENTE.

Para llegar al corazón y adoptar estupendas decisiones (objeto de nuestro post).

El ego es el resultado de estructurar y ordenar la realidad con arreglo a los dictados (a la tiranía) de la mente. Es el resultado de pensarlo todo, razonarlo todo, categorizarlo todo, encasillarlo todo… y no dejar espacio para la magia y el encantamiento.

El ego nos dice cómo es la realidad y cómo tenemos que comportarnos. Nos empuja a una existencia  ordenada, premeditada, predestinada… y nos evita el juego de la vida. El ego nos impide ser lo que somos realmente.

EN DEFINITIVA

Después de mil palabras escritas, ¿qué es lo que quiero decir?

  • Que no deberíamos pensar tanto y sentir más.
  • Que deberíamos permitirnos ser más nosotros, más libres, más felices y vivir más en contacto con nuestro ser interior, con lo que somos realmente. Con nuestra verdad y nuestro sello de identidad.
  • Que podemos alcanzar un poder sin límites y hacer que nuestra vida sea fructífera y llena de plenitud (un día se me ocurrieron hasta 100 cosas para hacer que tu día sea  pleno).

Fuente: http://accionconalegria.com/como-tomar-decisiones-que-te-empoderen-y-te-liberen/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *