Blog

No sé Porque No Rebajo

El titulo de este blog está inspirado en algunos amigos de Facebook a los que observo preocupados por no poder bajar de peso. Incluso me he dado cuenta que no estar en un peso ideal preocupa a mucha gente. No les miento a mi me ha pasado igual en su momento. Sin embargo he aprendido a recuperar el balance entre los aspectos que componen mi vida e involucran mi peso. Es cierto que estar en sobre peso y obesidad es preocupante para muchos, ya sea por la imagen y porque ha sido asociada a condiciones serias de salud como la diabetes y enfermedades del corazón. Sin embargo miremos esto desde otra perspectiva, la realidad es que desarrollamos condiciones de salud y aumentamos de peso porque estamos en desequilibrio. De hecho, detrás de  condiciones de salud como la diabetes no necesariamente hay sobre peso envuelto, pero sí desequilibrios a nivel mental, físico y emocional de otros tipos. Aprendiendo a verme con un ser holístico y a entender que detrás de mi peso saludable hay muchos factores envueltos, he podido equilibrar mi ritmo de vida para lograr un peso ideal y una vida más sana sin preocupaciones.

La obesidad y sobrepeso no es la causa de que te enfermes, es por tu ritmo de vida en desequilibrio que llegas al aumento de peso y a enfermar. No bajas de peso porque de seguro estas en desequilibrio con uno o varios de los aspectos  que mencionaré a continuación. Te sorprenderás que no necesariamente tengan que ver con comida.

  1. Emociones sanas. Sabías que detrás de todo lo que eliges para comer hay dos cosas: una emoción o una razón que sería lo mismo que una conducta aprendida. Cuando tienes hambre la decisión de lo que te llevarás a la boca para zacearte estará determinada por lo que aprendiste a comer gracias a tu familia, ósea lo que aprendiste a comprar y también a cocinar; y lo que por emoción te satisface comer que sería algo así como que a lo que “le tienes ganas”. Pero, si tú ya sabes que lo que estas comiendo no es lo ideal para tu peso ideal ¿Por qué sigues comiendo igual? Es porque hay un desequilibrio emocional. Si tienes un desequilibrio emocional van a ocurrir una de dos cosas, o vas a comer por emoción para recompensar tu desequilibrio emocional o se te hará muy difícil cambiar la forma de comer que te inculcaron. Bajo desequilibrios emocionales es poco probable tener la motivación necesaria para hacer cambios.  Así que tus emociones negativas te amarraran a este ritmo de vida en desequilibrio continuo en donde también estará tu peso.
  2. Mente tranquila. Tu tranquilidad mental y lo que piensas constantemente tiene mucho que ver con tu peso. Lo primero es que si a nivel mental mantienes preocupaciones excesivas sobre tu trabajo, tu situación financiera, la economía del país, y todo esto lo ves como una amenaza para ti y tu familia, automáticamente estarás generando hormonas como el cortisol, que prácticamente estancaran tu metabolismo. Por otro lado si constantemente te preocupas por tu peso, te dices que estas gordo o gorda, que no te ves bien, o todas esas frases negativas, lo único que estás haciendo es contribuir a que te sientas mal, lo que hará que vuelvas al ciclo de emociones negativas del primer punto.
  3. Cuerpo activo. Es muy probable que si tienes unas libras de más es porque hay un desequilibrio entre las calorías que comes y las que quemas. Esta matemática no falla. Si crees que estas comiendo balanceado, pero aun hay un estancamiento en tu peso, es muy probable que estés muy sedentario. La realidad del caso es que en nuestra vida moderna hay que buscar alternativas para mantener nuestro cuerpo activo, de modo que compensemos nuestra ingesta calórica, activemos el metabolismo, eliminemos toxinas a través del sudor y agotemos hormonas estresantes como el cortisol.
  4. Esencia plena. Nuestra esencia plena es la Naturaleza. Si estas en desconexión con ella debido a tu ritmo de vida es muy probable que estés desequilibrado. Ir en contra del ritmo circadiano, tomar poca agua, comer alimentos procesados y estar en ambientes urbanizados son cosas que van en contra de tu naturaleza y de alguna forma influyen en cómo te sientes emocional y físicamente. También perdemos nuestra esencia plena cuando no sabemos manejar emociones relacionadas al resentimiento por no aceptar nuestro pasado, reaccionamos con ira ante la negación a nuestro presente y vemos el futuro con miedo creándonos ansiedad. Perder tu esencia plena te mantiene en el ciclo de emociones negativas del primer punto.
  5. Alimentación inteligente. Es muy probable que si no tienes un peso saludable, te estas alimentando mal. No te estas alimentando inteligentemente. Esto quiere decir que no estas nutriendo tu cuerpo con las vitaminas, minerales, y nutrientes que necesita, estas consumiendo calorías vacías. Así que tu cuerpo muy inteligente, pensará que hay encases y almacenará en forma de grasa lo que comes para recompensar la falta de buena alimentación. Peor aun si estas ingiriendo esas calorías vacías en porciones muy grandes. La forma en que te estás alimentando hoy está basada en tu decisión y tu ritmo de vida.

Detrás de tus decisiones y tú ritmo de vida está el punto número uno: emociones sanas que llevan a hábitos sanos. Así que aun sabiendo, leyendo y aprendiendo cuáles alternativas de alimentación son las que debes comer y cuales no para mantener tu peso ideal y estar saludable, es tu estado emocional, tu actitud y tu decisión la que marcará la diferencia. Tampoco hay que ser extremistas. Solo hay que dejar algunos malos habitos atras y comer de forma inteligente.

Estoy segura que ya has escuchado sobre los efectos negativos del azúcar, las harinas, los refrescos, las carnes procesadas entre otros hábitos poco saludables, en tu peso y tu salud. También sé que conoces lo bien que te haría sentir comer alimentos frescos, tomar jugos naturales, hacer ejercicios, estar sin preocupaciones. Sin embargo te estancas. Y la clave está en tu actitud hacia lo que te hace bien y te mantiene en balance.  Ahora repite conmigo. Yo soy balance.

No es complicado. Es muy fácil. Si diriges tus energías a mantener una vida en balance en los aspectos que te mencioné aquí,  recuperarás tu peso ideal sin preocupaciones. Tu motivación debe ser una vida bella, sana y feliz! Al balancear tu vida comienzas a balancear tu peso.

¡Agradecida de que me leas!

¡Un abrazo y buenas vibras!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *